Grupo Ortiz traslada su sede a unos edificios de máxima calificación bioclimática construidos con materiales Valero - Blog - Grupo Valero

Grupo Ortiz traslada su sede a unos edificios de máxima calificación bioclimática construidos con materiales Valero

Entre las medidas bioclimáticas adoptadas por estos edificios destacan, entre otras, las características constructivas y las energías renovables de alta eficacia energética y ahorro energético.
07 jul. 2010
Comentarios
Columnas especiales Valero

Grupo Ortiz ha cambiado de sede social coincidiendo con su plan de expansión. Un total de 400 trabajadores de los más de 1.800 con los que cuenta el grupo, estarán ya instalados en los nuevos edificios, ubicados en la Avenida del Ensanche de Vallecas, 44, de Madrid.

Se trata de dos edificios muy singulares por su estructura, de grandes pórticos de hormigón y aproximadamente 10.000 m2 cada uno, que han sido construidos con el propósito de incorporar en ellos técnicas constructivas y medios de producción que consiguen un elevado índice de eficiencia energética y un máximo confort para sus empleados.

Cada profesional contará con más espacio de trabajo. Entre las medidas bioclimáticas adoptadas destacan, entre otras, las características constructivas y las energías renovables de alta eficacia energética y ahorro energético.

Para hallar solución a las complejas columnas y formas de hormigón, la constructora contó con los encofrados circulares Tubotec de Valero y las columnas Reltec, ya que Valero es la única empresa en el mundo con capacidad para crear encofrados de columnas de éstas características tan especiales, manteniendo al mismo tiempo los altos estándares de calidad que se exigían para ésta emblemática obra.

Entre otras características constructivas también se encuentran la mejora de la protección solar a través de las costillas verticales y por los parasoles horizontales en fachada sur que proporcionan control selectivo de la radiación solar; el incremento de sombreamiento de la cubierta por las costillas superiores; la mejora de la inercia térmica interior por la estructura sin revestir por el falso techo y la mejora del acristalamiento del muro cortina para la optimización del aporte energético y luminosidad.

El edificio, por otro lado, cuenta con paneles solares fotovoltaicos y paneles solares térmicos; equipos de cogeneración; un intercambiador geotérmico tierra-aire para la distribución del aire; equipos de enfriamiento de agua por absorción; ventilación exterior o cruzada nocturna; utilización de free-cooling en climatizadores; sustitución de la iluminación artificial por natural mediante luminarias que se adaptan de forma automática; y sistemas de control y regulación universal, de monitorización y seguimiento energético.

Todo ello hace que sean unos edificios, que siguiendo las exigencias del Código Técnico de Edificación, alcanzan la máxima calificación bioclimática (Clasificación A).

comments powered by Disqus