Mejorar la calificación energética de un edificio supone un ahorro de 570 euros al año por vivienda - Blog - Grupo Valero

Mejorar la calificación energética de un edificio supone un ahorro de 570 euros al año por vivienda

04 oct. 2010
Comentarios
TR-0 con Neopor

Según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid sobre el coste de la eficiencia energética de los edificios, el propietario de una vivienda que mejore su calificación energética de la E a la B puede ahorrarse al año un 74% del consumo energético, o lo que es lo mismo 5,21 euros por cada metro cuadrado que tenga la vivienda, lo que significa que una vivienda de unos 110 m2 construidos que mejore su calificación energética ahorrará un total de 572,29 euros en el consumo de luz y gas al año.

La primera fase de esta investigación se ha centrado en la zona climática D3 -concretamente en Madrid ciudad-, en un edificio real de 143 viviendas protegidas sobre Suelo de Precio Tasado (VPP-SPT), adscritas al Plan Primera Vivienda, y situadas en Vallecas.

El estudio ha evaluado los costes constructivos y consumos energéticos que se derivan de la nueva calificación energética de viviendas, que viene recogida en el Real Decreto 47/2007, de 19 de enero. Para ello, se han estudiado todos los materiales, estructuras y componentes de construcción, aislamiento, consumo energético o de confort presentes en el edificio, y se ha evaluado cómo se podría modificar dicho edificio para que obtuviese una mejor calificación energética.

Bajo estos preceptos, se ha calculado el coste de esa mejora y el ahorro que supone en términos energéticos y económicos para los consumidores finales.

Los resultados de estos cálculos han sido contundentes: con una combinación de elementos adecuada que consiga mejorar la calificación de un edificio de E a la B, se puede ahorrar en el coste del consumo de energía un 74%. Traducido a euros, el ahorro es de 5,21 euros/m2, lo que quiere decir que una familia que viva en una vivienda tipo B de 110 m2 en un año se habrá ahorrado 570 euros en luz y gas frente al gasto de una vivienda tipo E.

En términos de sostenibilidad ambiental, el ahorro supone casi 30 kg de CO2 por metro cuadrado anuales, o lo que es lo mismo, sería necesario plantar diez árboles cada año para compensar el exceso de emisiones que la vivienda tipo E tiene sobre la de tipo energético B.

Lo más paradójico de este estudio es que desmitifica la creencia de que para ser eficiente hay que realizar una inversión que no compensa el ahorro. El informe realizado por la UPM certifica que, en este edificio habría sido necesario aumentar los costes entre un 5 y un 6,28% para mejorar la calificación energética de E, la peor, a B, la mejor posible (sin considerar la biomasa como fuente de energía).

En este sentido, sólo saber el precio de la vivienda, no significa conocer cuánto te va costar ésta. El estudio asegura que pasar de una vivienda con calificación E a una que tenga B, supondría el incremento de la cuota hipotecaria de 219 euros al año, tanto en vivienda libre como en protegida, pero generaría un ahorro de más de 570 euros en el consumo de suministros al año.

El objetivo último de este estudio es que se instale en la mente tanto del promotor como del comprador el concepto de eficiencia energética, igual que el que ya está instalado en otras áreas de consumo.

Según se anunció, el estudio contará con una segunda fase que analizará los resultados para este mismo edificio en zonas climáticas diferentes (C2, B4, B3 y C1), y que corresponden a las ciudades de Barcelona, Sevilla, Valencia y Oviedo, respectivamente.

comments powered by Disqus