NAT (Nueva Área Terminal) del Aeropuerto de Alicante por Bruce Fairbanks - Blog - Grupo Valero

NAT (Nueva Área Terminal) del Aeropuerto de Alicante por Bruce Fairbanks

12 abr. 2011
Comentarios
panoramica_med
hipodromos_med
_rua7162_med
4_diciembre_2006_011_med
cristaleras_med
marquesina_med
accesoparking_med
dique3_med
parking_med
accesos2_med
facuracion_med
vestibulo2_med
accesos3_med
fingers2_med
_dsc4601_med
carga2_med

Aena puso en funcionamiento, el pasado día 24 de Marzo, la Nueva Área Terminal del aeropuerto de Alicante, culminando un ambicioso proceso de modernización que aumenta su capacidad hasta 20 millones de pasajeros y lo sitúa como referente entre los principales aeropuertos turísticos del Mediterráneo.

La Nueva Área Terminal del aeropuerto de Alicante está formada por un edificio procesador y un dique de embarque perpendicular a éste y paralelo a la pista, componiendo un conjunto en forma de "L". Su superficie total es de 333.500 metros cuadrados, lo que supone multiplicar por seis los 54.800 metros cuadrados de superficie de las Terminales 1 y 2 hasta ahora en funcionamiento.

El procesador alberga, distribuidos en seis plantas, el vestíbulo de facturación, las zonas comerciales y de restauración, la zona de embarque y desembarque, la sala de recogida de equipajes, el vestíbulo de llegadas, la sala VIP, las oficinas de Aena, compañías aéreas y concesionarios y el resto de dotaciones propias de un edificio terminal aeroportuario. Así mismo, dispone de 15 pasarelas telescópicas distribuidas a lo largo de la fachada del lado aire y del dique longitudinal de embarque.

Con esta nueva infraestructura, la capacidad operativa del aeropuerto pasa de 3.611 a 5.825 pasajeros/hora y de 9 millones de pasajeros anuales a 20 millones.

El vestíbulo de facturación del Nuevo Edificio Terminal abarca una superficie de 15.500 metros cuadrados y pasa de 53 a 98 mostradores (2 de ellos para equipajes especiales), distribuidos en 5 isletas. Cuenta, además, con 6 máquinas de autofacturación y 4 filtros de seguridad que dan paso a la zona de embarque.

Las salas de embarque de la NAT cuentan con una superficie total de 27.000 metros cuadrados que abarca dos zonas: parte del edificio procesador y todo el dique longitudinal. En total, hay 26 puertas de embarque, la mitad de las cuales están en el dique; 15 de ellas son posiciones de contacto, que permiten acceder directamente a las aeronaves mediante pasarelas telescópicas. Las otras 11 tienen acceso en remoto a los aviones.

Situada en la planta 0 de la Nueva Área Terminal, la zona de recogida de equipajes cuenta con 16 hipódromos o cintas transportadoras, repartidos en dos salas. La mayor, la sala UE, tiene 12 hipódromos de recogida y 2 cintas para equipajes especiales. La sala No UE alberga 2 hipódromos y el control de Aduanas.

Se han destinado 8000 m2 para la oferta comercial con 20 tiendas y 16 puntos de restauración. Además, también dispone de una oficina de turismo.

SATE

Los mostradores de facturación están directamente conectados con el SATE (Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes), que incluye quince hipódromos de equipajes de salida y catorce de llegada. Este sistema tiene una capacidad de procesamiento de 7.680 equipajes/hora, con un tiempo de proceso de 3 minutos aproximadamente; una capacidad de almacenamiento de 1.048 equipajes (que permite facturar con más de dos horas de antelación respecto a la hora prevista del vuelo); 3.500 bandejas y una longitud total aproximada de 18 kilómetros de transportadores.

El SATE dispone así mismo de bandejas con capacidad para equipajes de hasta 140 cm de longitud, aumentando así el abanico de los equipajes considerados "normales" a equipajes como las bolsas de palos de golf que actualmente deben facturarse como equipajes especiales.

Respecto al sistema de recogida de equipajes, integrado en el SATE (Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes), se dispone de un patio de carrillos de llegadas, independiente del de salidas, con 24 muelles de descarga que conducen los equipajes a los 14 hipódromos de recogida y 2 muelles de equipajes especiales.

La terminal está compuesta por 40 cúpulas con grandes bóvedas de 22 metros de altura y es obra del arquitecto Bruce Fairbanks, quien ha priorizado la eficiencia energética en todas sus instalaciones, por lo que para la construcción de esta nueva infraestructura se ha contado con los materiales más innovadores y de calidad proporcionados por los principales proveedores alicantinos entre los que destacan Valero (Encofrados, Cornisas, EPS), Levantina (Piedra natural) o Cemex Alicante (Cemento, Hormigón).

Valero participó en ésta obra con un amplio abanico de productos para construcción que van desde separadores para hormigón hasta moldes de cornisas especiales, pasando por poliestireno expandido (EPS) en diferentes densidades. Aunque si hay que destacar un producto serían los casi 1200 encofrados Reltec Gran Diámetro de hasta 1500mm de diámetro y 8 metros de altura suministrados por la compañía alicantina a lo largo de casi 3 años. Valero fue seleccionada directamente por la dirección de obra, ya que es la única compañía a nivel mundial capaz de fabricar éste tipo de encofrados para pilares con esa envergadura y tamaño de una sola pieza, y además cuenta con la experiencia de haber participado en la construcción de otros aeropuertos como los de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Mallorca, Castellón, Murcia, Turín, Dublín, Argel o Dubai.

comments powered by Disqus