Construcción americana en España: mitos y realidades - Blog - Grupo Valero

Construcción americana en España: mitos y realidades

Ahorro energético, velocidad de ejecución, resistencia sísmica, economía, resistencia al fuego,... Desvelamos los mitos y realidades de éste sistema que está revolucionando la manera de construir en nuestro país
18 ene. 2016
Comentarios
imagen-blog-paterna compoplak
03 cimentación
04 compoplak
07 estructura de madera
08 construcción de madera
12 cerramiento exterior
16 suelos y forjados
22 envolvente térmica
27 construcción americana
obra compoplak

En los últimos años estamos viviendo un interesante cambio en nuestro modelo constructivo, principalmente propiciado por la crisis del sector.

Ya lo decía Albert Einstein: "No pretendamos que las cosas cambien si siempre seguimos haciendo lo mismo. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias". Y no iba desencaminado el genio, cuando precisamente podemos comprobar cómo, en los últimos años, conforme se ha ido reduciendo el sector de la construcción, es también cuando más alternativas de soluciones constructivas han surgido, de tal manera que, a día de hoy, términos como construcción industrializada, modular o prefabricada, se han convertido en el pan nuestro de cada día de los estudios de arquitectura nacionales, curiosamente en un país con tradición tan "ladrillera" como es España.

Una de esas nuevas alternativas que se está implantando cada vez con más fuerza dentro del sector, es el denominado sistema de construcción "americano". Éste sistema típico de los países anglosajones y nórdicos, mezcla cualidades de la construcción modular e industrializada con el uso predominante de la madera como elemento constructivo. El resultado es un sistema constructivo ágil, versátil, y modular, pero con mayor libertad creativa que la mayoría de sistemas prefabricados del mercado, que quedan sometidos a diseños mucho más repetitivos y/o monótonos.

Aun así, hoy en día todavía sigue siendo un sistema constructivo relativamente desconocido en nuestro país, por lo que con frecuencia da lugar a mitos o dudas al respecto. A continuación pasamos a desvelaros qué hay de realidad y de ficción entre las ideas más extendidas sobre la construcción en madera:

 

1. "La madera no es resistente": FALSO

Por desgracia, como herencia de nuestra cultura ladrillera, aun tendemos a asociar ligereza con fragilidad, cuándo realmente son dos conceptos que nada tienen que ver. De hecho, la relación resistencia / peso de la madera es 1,3 veces superior al acero y 10 veces superior a la del hormigón. Lo que convierte a las estructuras de madera en las más seguras y eficientes frente a un terremoto o movimiento sísmico. Hoy en día ésta resistencia puede ser aun mayor gracias a la proliferación de la madera laminada.

 

2. "Una estructura de madera es más sensible al fuego": FALSO

En caso de incendio, la capa exterior de la madera se consume más lentamente, se carboniza y actúa de protección resistiendo las deformaciones y el colapso mejor que el hormigón y el acero. Además existen tratamientos ignífugos que garantizan los requerimientos técnicos de 90 minutos de estabilidad frente al fuego.

 

3. "La madera no perdura en el tiempo y no resiste a las condiciones climáticas": FALSO

La madera previamente tratada para construcción, y con un buen mantenimiento, es prácticamente inmune a los insectos y la humedad, y además resiste climas extremos. De hecho, muchas de las construcciones medievales en Europa que aun se mantienen en pie, poseen estructuras de madera. De igual modo, el sistema de construcción habitual en Groenlandia es la madera (excepto para los iglús).

 

4. "La madera es un gran aislante térmico": FALSO

Si bien la madera es un gran aislante natural, 5 veces superior al nivel de aislamiento térmico del ladrillo, también es cierto que no resulta tan eficaz cuando la comparamos con productos aislantes de origen industrial, por lo que generalmente requiere el uso de éstos últimos para poder cumplir la normativa existente en España, de la misma manera que lo requiere también el ladrillo. Por ejemplo, el aislamiento térmico de poliestireno expandido (E.P.S.) Don Pol de Valero es 4 veces superior en capacidad aislante a la madera y 24 veces superior al ladrillo.

 

5. "Tiene propiedades acústicas": VERDADERO (Con matices)

Si bien cuenta con una mayor capacidad de absorción del ruido aéreo que el ladrillo, reduciendo así la reverberación y mejorando el confort acústico, también es cierto que no resulta tan eficaz como para solucionar éste problema por sí sola sin la ayuda de otros productos industriales, de igual modo que tampoco resulta eficaz para evitar la transmisión acústica entre diferentes estancias por sí misma únicamente.

 

6. "La construcción en madera es más rápida y eficiente": VERDADERO

No sólo es mucho más rápida gracias a su facilidad de montaje y ausencia de tiempos de espera para fraguados u otros procesos constructivos clásicos, sino que también es más eficiente gracias a la mínima emisión de residuos y escombros. En 2009 la empresa Telford Homes levantó en Londres un edificio de 9 plantas y 29 apartamentos totalmente en madera, en apenas 27 días, y con la ayuda de tan sólo 4 operarios.

 

7. "La madera regula la humedad": VERDADERO

Gracias a sus propiedades higroscópicas, es capaz de absorber y/o ceder humedad del ambiente, de manera natural, mejorando así la confortabilidad y la calidad de vida de las viviendas.

 

8. "La madera no sirve para la construcción de rascacielos": VERDADERO

Si bien ésta afirmación resulta ser verdadera, a pesar que aun existe gran debate al respecto entre los expertos (El arquitecto Michael Green se plantea construir edificios con éste material de más de 30 plantas), su veracidad no tiene nada que ver con resistencias ni limitaciones de diseño, sino con el sobre coste que supondría el aumento de materia prima para generar semejante estructura en madera, lo que convertiría a un rascacielos de éste tipo en una construcción difícilmente viable desde el punto de vista económico.

 

9. "No permite la construcción de alturas": FALSO

Una cosa es que sea insostenible construir rascacielos con éste material, y otra muy distinta es que no se pueda hacer. De hecho en 2013 se culminó en Lleida el edificio más alto de España realizado con madera, de uso residencial y que fue levantado en tan sólo 60 días.

 

10. "Es incompatible con otros materiales de construcción": FALSO

Si bien el uso de materiales de construcción tradicionales en España puede presentar algún tipo de dificultad, principalmente por nuestro estilo de construcción "húmeda", existen procedimientos y productos específicos para solventar éstas dificultades. Y no sólo eso, sino que además resulta un material idóneo para otros sistemas de construcción en seco mucho más eficientes, como el cartón yeso o el Compoplak de Valero.

 

11. "La madera puede sufrir patologías": VERDADERO

Si bien es cierto, no deja de ser absurdo esgrimir éste argumento en contra, puesto que el resto de materiales de construcción tradicionales en nuestro país también sufren todo tipo de patologías. Si utilizáramos éste único argumento, antes nos deberíamos ver obligados a renunciar a un sistema constructivo tan extendido cómo el hormigón armado, ya que en éste material se mezclan no sólo las patologías del propio hormigón, sino también las del metal con el que está armado.

 

12. "No resiste la fuerza de un súper tornado": VERDADERO

Una casa de madera no puede resistir los vientos huracanados de entre 322 y 450 kms/h. de un súper tornado, pero una casa de hormigón y ladrillo tampoco. Aun así, que no cunda el pánico, los súper tornados no existen en nuestro país y el último gran tornado con víctimas fue en Madrid en 1886. Sin embargo, nuestro país sufre más de 2500 terremotos al año, fenómeno para el cual las construcciones de madera resultan ser mucho más seguras que las tradicionales de ladrillo.

 

13. "Cuestan mucho de reparar": FALSO

Su montaje industrializado permite realizar cualquier acometida o reforma, simplemente desmontando elementos, en lugar de rompiéndolos como en la construcción tradicional. Eso evita escombros, ahorra trabajo, reduce los tiempos de reparación y minimiza los costes.

 

14. "No es ecológico": FALSO

Aunque por asociación pueda parecer dañino para el medio ambiente por la tala de árboles, la realidad es que para la construcción "americana" se utiliza madera certificada PEFC que garantiza la reforestación y sostenibilidad de los bosques. De igual modo ayuda también a reducir la huella de carbono de las construcciones tradicionales.

 

15. "Las viviendas de madera son más baratas": VERDADERO

Éste tipo de construcción en viviendas unifamiliares resultan entorno a un 30% más económicas que la construcción tradicional, debido principalmente al ahorro de costes, tiempo, maquinaria y mano de obra. Sin que ello afecte en modo alguno a las calidades, que suelen ser incluso superiores a la obra tradicional. Por ejemplo, la empresa alicantina Modular Projects, tarda entre 30 y 45 días en entregar sus viviendas unifamiliares construidas por sólo 3 empleados y con la ausencia de maquinaria pesada ni generación de escombros.

 

16. "No son hipotecables": FALSO

Éste tipo de construcción requiere de cimentación y según la normativa vigente en España, toda construcción cimentada requiere de la correspondiente licencia y es totalmente hipotecable.

 

El panel Compoplak de Valero ha terminado de evolucionar éste sistema de construcción americana, gracias a su aplicación como cerramiento y envolvente, armando así toda la estructura por el exterior a modo de exoesqueleto y aislando térmicamente al mismo tiempo. De éste modo se evita la parte más delicada y comprometida de la construcción en madera, como son los cerramientos, sustituyendo a los costosos paneles sandwich u OSB, habituales de éstas construcciones. Aquí os dejamos un video demostrativo del sistema:

 

comments powered by Disqus