Decoración de oficinas con hormigón (concreto) arquitectónico

El LHV Formliner es un sistema para dotar de relieve a las construcciones de hormigón de la empresa alicantina Valero. Habitualmente utilizado sobretodo para la decoración del hormigón (también conocido en latinoamérica como concreto) en el exterior, nos sorprendió que en ésta ocasión los técnicos de la constructora Alpine lo escogieran para la decoración también interior de sus nuevas oficinas en el centro tecnológico para materiales de construcción y tecnología del hormigón de la compañía en Dortmund (Alemania).

Tratándose de un centro tecnológico sobre el hormigón, no podía estar construido de otra forma que no fuera con éste material, por ello el equipo de decoradores tuvo la original idea de optar por un modelo de LHV Formliner  diferente para cada despacho, pasillo, espacio o sala del edificio, que resaltara el excelente acabado final del hormigón blanco, convirtiendo así todo el complejo en una gran exposición gigante de los diferentes modelos de éste novedoso producto de Valero.

Durante el proceso de montaje se adaptaron las láminas de LHV a los encofrados de obra, tanto en los destinados a forjado, como en los verticales destinados a divisiones y cerramientos, cortando el producto a medida para cada solución, evitando así huecos de puertas y ventanas, y consiguiendo un aprovechamiento máximo del producto.

El acabado final no podía ser más impactante, con un hormigón de granulado fino y cemento blanco, el resultado es increíble y con unos acabados excepcionales. Consiguiendo dotar al interior de las instalaciones de una personalidad propia y muy característica, rompiendo además con la gris monotonía tradicional del hormigón común.

 

Login

Contraseña perdida?